17 Ago 2021
¿Entienda cómo Marcopolo está impulsando la movilidad sostenible y cómo esto puede impactar positivamente en su empresa?

¿Entienda cómo Marcopolo está impulsando la movilidad sostenible y cómo esto puede impactar positivamente en su empresa?

No es nuevo que la sostenibilidad sea un desafío para la movilidad urbana. En 2017, la 23ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP 23) reunió a autoridades de más de 200 países para discutir la movilidad sostenible.

Algunos países ya están muy avanzados en la descarbonización del transporte. En Alemania, por ejemplo, hubo una votación que prohibió los vehículos de combustión interna en el país. Además, la previsión es adoptar exclusivamente motores eléctricos hasta 2030.

Brasil, sin embargo, aún enfrenta algunos desafíos. Datos del Sistema de Estimaciones de Emisiones y Remociones de Gases de Efecto Invernadero (SEEG), referente a 2016, indican un aumento del 4% en el consumo de gasolina en vehículos livianos. El etanol, a su vez, cayó un 10% respecto al año anterior. Además, las emisiones totales de CO² de los sistemas de transporte de mercancías y pasajeros han aumentado casi un 40% en los últimos diez años.

Marcopolo está haciendo su parte para impulsar la movilidad sostenible en Brasil, con la implementación de buses eléctricos e híbridos. Obtenga más información sobre esta iniciativa a continuación:

(h2) ¿Qué es la movilidad sostenible?
Antes, es necesario comprender más sobre este tema. La movilidad siempre ha sido un gran desafío para las ciudades contemporáneas. La opción por el automóvil en el siglo XX sirvió como una respuesta eficaz a la necesidad de circulación. Sin embargo, tuvo una serie de consecuencias para la vida moderna. Los kilómetros de tráfico, los problemas ambientales y el desperdicio de combustible son factores que llevaron a las gestiones gubernamentales a buscar nuevas alternativas.

Surge entonces el concepto de movilidad sostenible. La protección del medio ambiente y la sostenibilidad económica ejercen una gran influencia en el proceso de planificación, con alternativas que promueven una circulación fácil y poco contaminante. Por ejemplo, el uso de autobuses “limpios”, tranvías modernos (VLT) y vehículos ligeros con neumáticos (VLP).

(h2) Vehículos eléctricos e híbridos
Marcopolo ve en los modelos eléctricos una gran oportunidad para el desarrollo del transporte colectivo. Por ello, sigue invirtiendo en vehículos eléctricos e híbridos, para contribuir a la movilidad sostenible:

• Vehículo eléctrico: Tipo de vehículo propulsado por motores eléctricos. Se diferencian de los vehículos habituales en que utilizan un sistema de propulsión eléctrica y la forma tradicional de propulsión. Este vehículo utiliza energía química almacenada en baterías recargables, que se convierte en energía eléctrica. Esto, a su vez, alimenta un motor que lo convertirá en energía mecánica. Esto permite que el vehículo se mueva.

IMAGEN

• Vehículo híbrido: Utiliza dos fuentes de energía diferentes para producir energía y movimiento. Se adopta como criterio general que un vehículo híbrido está compuesto por un motor de combustión interna y uno eléctrico.
IMAGEN

Estos dos modelos tienen algunas características en común, como la propulsión sostenible.
“La propulsión es todo lo que hace que el vehículo se mueva”, explica Renato Machado Florence, Gerente de Planificación y Desarrollo de Marcopolo. “La propulsión sostenible se refiere a la fuente principal de esa energía. Los vehículos eléctricos e híbridos tienen una matriz energética muy limpia, con combustibles renovables en su ciclo de vida”.

La adopción de estos modelos trae una serie de beneficios a la sociedad. Emiten menos contaminantes y menos ruido. Además, tienen menores costos operativos y de uso. No es necesario realizar un mantenimiento frecuente del motor con cambios de aceite.

João Gabriel Magnabosco, gerente de Ingeniería de Marcopolo, habla de este momento propicio para las pruebas. “El transporte público urbano presenta ventajas para la introducción de autobuses con propulsión eléctrica ya que opera en un sistema de ‘arranque y parada’. Con un sistema de carga más fácil y frecuente, es posible equiparlos con suficientes baterías sin ocupar demasiado espacio ni hacer pesado el vehículo”, afirma.

(h2) Marcopolo impulsa la movilidad sostenible con autobuses eléctricos e híbridos
Marcopolo siempre se ha preocupado por el legado que deja para las ciudades y la población. La empresa invierte constantemente en vehículos con propulsión sostenible, como el primer VLP 100% eléctrico de Brasil en São José dos Campos (SP), en asociación con BYD, y el primer autobús de carretera eléctrico de la región sur.

La compañía ve en los modelos eléctricos una gran oportunidad para el desarrollo del transporte colectivo. Después de todo, existe un gran potencial para la adopción de estos autobuses en las grandes ciudades, especialmente los vehículos que operan en sistemas preparados para la carga de oportunidades, u opportunitycharger – que permite la carga rápida de baterías en puntos definidos a lo largo de las rutas.

Pensando en las oportunidades de movilidad sostenible, Marcopolo Next, división de innovación de Marcopolo, anunció, junto a la Secretaría de Tránsito, Transporte y Movilidad de Caxias do Sul (RS), la implementación del Caxias Mobility Lab. Este será un proyecto piloto para la implementación de un autobús eléctrico integrado a la infraestructura de carga y monitoreado las 24 horas. El sistema se encuentra en un período de pruebas y validaciones, que debe completarse en el primer semestre de 2021.

Renato Machado Florence explica las expectativas de Marcopolo con esta prueba: “Queremos observar el comportamiento del vehículo y comparar su rendimiento con uno de motor diesel. Esto incluye muchos aspectos, desde el costo operativo hasta la impresión de comodidad, ruido y contaminación del usuario”. El ejecutivo también afirmó que Marcopolo busca la excelencia en el servicio y entiende que este modelo puede traer mejores condiciones a la sociedad en su conjunto.

(h2) Próximos pasos
“Este es el primer ejercicio que ha impulsado Marcopolo para desarrollar este modelo de negocio”, afirma Renato. “Los próximos pasos implican ampliar este conocimiento y ofrecer a los clientes una solución basada en pruebas prácticas y para las condiciones brasileñas”.

Y potenciar la movilidad sostenible no significa dejar de lado los combustibles tradicionales. Marcopolo fomenta investigaciones relacionadas con el biodiesel, el diesel verde y el gas natural. Estas fuentes de energía renovable pueden reemplazar el uso de combustibles fósiles.

“Cuando invertimos en tecnología, la movilidad se vuelve más sostenible”, dice Renato. El ejecutivo también menciona el enfoque de los objetivos del ESG – Acrónimo en inglés utilizado para medir las prácticas ambientales, sociales y de gobernanza de una empresa.

Para Marcopolo, el mercado brasileño permite el desarrollo del transporte con propulsión eléctrica. Esto se debe a que el país tiene proveedores de energía dispuestos a invertir en el sistema. Además del beneficio ambiental, la movilidad eléctrica tiene un costo operativo menor en comparación con el diesel. Por tanto, su adopción suele ser decisiva para un futuro sostenible.

COMPARTILHAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

RECIBA NUESTRAS

NOVIDADES

Marcopolo sigue las leyes de LGPD. Mira nuestra política

Coordenação Geral

Departamento de Marketing

marketing@marcopolo.com.br

Produção e edição de textos

Sabrina Leme MTB-RS 15062

Projeto Gráfico

Vinicius Pauletti